De las imágenes

Las imágenes que utilizo en mis post son aquellas que navegando por la red encuentro, me gustan y aprovecho para utilizarlas aquí. Cuando conozco su autoría lo hago saber, sin embargo, hay muchas que las desconozco. Si alguien es autor de una de ellas espero me lo haga saber de inmediato para así poner su autoría o quitarla si es preciso. "pisema30@gmail.com"

miércoles, 19 de julio de 2017

Un vestido rosa



Cuando veo una prenda de vestir rosa pienso en ella, sí, no tiene por que ser algo concreto, no importa si es un vestido, una blusa o una falda, simplemente por el mero hecho de ser rosa ya me viene a la cabeza Ana María.

Recuerdo que íbamos a cuarto de primaria cuando la señorita Ortiz entró en clase seguida de una niña de nuestra misma edad, se la veía tímida y retraída porque no levantó la vista del suelo hasta que nuestra maestra la presentó al resto de la clase. –Niños, prestadme atención un momento. –Dijo alzando la voz, algo que no era preciso porque ninguno de nosotros le quitábamos ojo de encima. –Os presento a una nueva compañera a partir de hoy, es Ana María y espero que entre todos la hagáis sentir bien y la ayudéis. –Ella levantó la vista y sonrió, en ese instante creo que se nos metió a todos en el bolsillo y a muchas en el corazón.

Era alegre, divertida, resultó ser muy extrovertida, nada que ver con la primera impresión que había tenido yo al verla y con el paso de los meses acabó siendo mi mejor amiga. El color rosa le encantaba, siempre llevaba algo de ese color, si no era un vestido, era una pieza suelta, sino los calcetines y si no era ropa, elegía la cinta del pelo o los pendientes, era algo rozando la obsesión, pero con su piel dorada y su cabello negro siempre le sentaba de maravilla. Pero los meses pasan rápido y el fin de curso llegó pronto. Las despedidas eran las de siempre, un "hasta septiembre" servía y después a disfrutar del verano. Sin embargo Ana María no regresó a la escuela. Todos preguntamos por ella, pero nadie supo darnos explicación alguna.

Recuerdo que yo fui hasta su casa en varias ocasiones, pero nunca respondía nadie, todo se veía cerrado a cal y canto. La última vez que acudí con la esperanza de encontrarla, vi un cartel donde ponían en venta la vivienda, eso me desmoralizó y hundió por completo. Nunca más supimos nada de ella. Por eso cuando veo una prenda de vestir de color rosa, sin quererlo y sin desearlo mi inconsciente siempre piensa en Ana María. Ojalá alguna vez en la vida fuera posible saber qué sucedió con su marcha tan repentina...

FG


¿Os pasa a vosotros algo parecido sino con una prenda de ropa, con cualquier otro objeto, situación o palabra? Algo que al verlo os recuerde a alguien sin más.

6 comentarios:

  1. Si, efectivamente algunas personas las asociamos a algún detalle de su forma de vestir o cualquier otro rasgo relevante. Cuando la persona nos llega de cerca es por algo y ese algo es lo que perdura en nuestra memoria. Puede ser su forma de reír o su manera de vestir o peinar...su mirada...su sonrisa o su seriedad...En realidad es porque su personalidad nos resulta afín y agradable.
    Me gusta lo que has escrito porque además me has hecho recordar algunas compañeras de colegio que eran muy majas.
    Aunque me queda la inquietud de saber que pasó con la niña del vestido rosa.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dolores!!!!

      Cómo me gusta haberte hecho recordar a algunas de tus compañeras de colegio. Creo que aunque sea inconscientemente siempre hay cosas o detalles que nos traen a la memoria a personas que hacía mucho tiempo no pensábamos en ellas.

      A veces hay historias que sin querer no hay forma de saber cómo continuaron en su día.

      Besitos!!!!

      Eliminar
  2. La vida es así de curiosa a veces. Llega alguien a nuestra vida, se hace un hueco y de pronto desaparece y nos deja en un mar de preguntas. Muy buena amiga debió de ser para que aun hoy te sigas acordando de ella con el rosa. Ojalá algun día sepas de ella y qué pasó.
    Me alegra verte!! Para mí, funcionanmás las asociaciones con sentimientos y por ejemplo, tú persona va siempre ligado a la ternura.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmela!!!

      Uis la vida, la vida.... tiene sus intríngulis la verdad. A veces nos da alegrías y otras pues no nos da tantas. Pero cuando deja buenos recuerdos pues hay que atraparlos.

      Yo creo que también es mucho mejor que los sentimientos son lo primordial.

      Besitos!!!

      Eliminar
  3. A mí también me has hecho recordar.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia!!!

      Cuánto me alegra que hayas recordado también. Y espero sea algo bueno, claro está.

      Besitos

      Eliminar